La tarjeta de crédito inteligente que vincula todas tus cuentas

06-Feb-18 by Somos Cranius

Curve, una tarjeta de crédito inteligente

Esta tarjeta de crédito inteligente unifica y controla todas tus cuentas

Curve es la tarjeta de crédito del futuro. Las transacciones por móvil desencadenaron una lucha competitiva entre empresas bancarias y tecnológicas. Desde entonces, el smartphone se convirtió en un instrumento de pago indispensable. Las bancas empezaron a ver en él su atractivo, y a día de hoy, todas las bancas poseen su versión portable. Todo apuntaba al siguiente paso: Las tarjetas de crédito inteligentes.

Ahora parecen ser una realidad, y prueba de ello, es el nuevo producto del que os vamos a hablar, Curve: una multitarjeta de crédito inteligente. ¿Qué es lo que nos ofrece esta tarjeta? En primer lugar, la posibilidad de poder dar uso a cualquiera de nuestras tarjetas de crédito. Y lo mejor de todo: ¡no tienes la necesidad de llevarlas encima! Lo bueno de Curve es que permite vincular todas tus tarjetas, sean de la entidad que sean. Además, te permite hacer un seguimiento de todas ellas. 

¿Cómo funciona? Curve es una tarjeta táctil integrada a una App. En ella, podemos vincular todas nuestras tarjetas de crédito y/o débito. Su fin es agilizar el proceso de compra y hacerlo más cómodo para el cliente, que sólo necesitaría portar la tarjeta Curve. A la hora de pagar, la pantalla táctil muestra nuestra lista de tarjetas, y únicamente tendremos que elegir en qué tarjeta cargar nuestra compra. El mismo proceso tendríamos que seguir si queremos extraer dinero de un cajero.

Pero esto no es todo. La fintech quiere implicarse al máximo para mejorar la experiencia de sus consumidores. Por ello, Curve permite al cliente equivocarse. Así, en caso de que se arrepienta de su compra, con esta tarjeta inteligente puedes cancelarla y cargarla a otra cuenta. ¿Lo mejor de todo? Tienes un plazo máximo de dos semanas desde que efectuaste la compra para cambiar de opinión.

¡Qué emocionante, estamos muy cerca de presenciar la creación de todos esos gadgets que hace no tanto parecían cosa de ciencia ficción! Ahora es posible viajar en el tiempo para deshacer una mala decisión o un error. Solicitar la tarjeta Curve es muy fácil, se puede hacer desde su aplicación, y sólo tendremos que esperar 2 semanas y poco para hacernos con la tarjeta.

Comprar se vuelve una experiencia cada vez más cómoda y automática. No obstante, aunque en principio pueda parecer una ventaja, también tenemos que plantearnos los inconvenientes. ¿Y qué inconveniente podría tener una tarjeta de crédito inteligente? Tal vez, que no pares de gastar….Pero bueno, por suerte, con Curve…¡Siempre puedes arrepentirte!

Tags

Artículos Relacionados